Aptitudes del profesional de la estética

¿Crees que ser un profesional de la imagen y la estética es solo cuestión de técnica? Marcar la diferencia es posible gracias a las  actitudes y aptitudes del profesional de la estética. En este artículo encontrarás las más importantes y la conmovedora experiencia de Andrea Robledo González, de 21 años, cuya pasión por la estética desde pequeña le ha llevado a desarrollarse como persona y profesional.

Un análisis de las aptitudes del profesional de la estética

¿Cuál es el objetivo principal de un profesional de estética?

El objetivo de los profesionales de la estética es el de mejorar el aspecto de las personas, aportando belleza y bienestar con técnicas no quirúrgicas. Para ello, este perfil debe tener contacto directo con las personas que necesiten tratamientos estéticos, y ofrecer su ayuda e información sobre cuidados específicos, así como tener destreza en los tratamientos de estética a realizar, y conocer las técnicas de aplicación y cada uno de los productos utilizados.

Es importante que siempre ofrezca un trabajo de calidad y para ello debe estar constantemente renovando su formación sobre los nuevos procedimientos, métodos y productos estéticos.

¿Cuáles son las 4 cualidades esenciales de un técnico de estética?

Si algo caracteriza a los profesionales de la belleza es que, independientemente de la especialidad a la que se dediquen, deben de contar con unas características comunes:

1.El profesional de la estética debe de tener un trato de confianza con el cliente, además de transmitir confianza, pues, cuando un cliente o cliente acude a este tipo de profesionales no solo busca mejorar su aspecto, sino también relajarse durante el proceso, por lo que tendrá que sentirse lo más cómoda posible durante el tratamiento.

2. El trato del profesional ha de ser personalizado, debe de ofrecer a los clientes los tratamientos que de verdad necesitan, identificando sus necesidades y tipo de piel para generar y garantizar la confianza.

3. Como profesionales de estética, debemos de tener un sentido estético, estudiando la imagen de nuestros clientes y clientas así como su morfología para conseguir la satisfacción del cliente en su resultado.

4. Finalmente los profesionales de la estética deben de dar una buena imagen ya que a fin de cuentas son el reflejo de su profesionalidad. Deben generar la confianza desde su propia imagen, cuidada y aseada.

Andrea-robledo-gonzalez-estética

Teniendo en cuenta estas características , es importante destacar, además, que todo profesional de cualquier sector ha de reunir 2 características principales: Vocación y pasión por su trabajo. Por eso en Grupo 7, como centro de formación, nos encargamos de proporcionar a todas nuestras alumnas y alumnos, los conocimientos que permitan a los futuros profesionales desarrollar de la mejor manera posible su puesto de trabajo. Es fundamental adquirir conocimientos y técnicas que le permitan desarrollarse como profesionales, además de una base ética y moral.

¿Cómo se describen las futuras profesionales de estética?

Hoy Andrea, nos cuenta un poco más sobre ella y sobre su visión del sector:

Andrea-robledo-gonzalez-estética

A mis 21 años y sin haber finalizado por completo mi formación, me considero afortunada de poder decir que tengo bastante experiencia trabajando en el sector y de cara al público. Cuando hablamos de lo que conlleva tratar a personas, asesorarlas, entenderlas y darles un servicio de calidad debemos hablar también de la tolerancia y conocer muchas de las facetas que nos definen a cada uno personalmente. En mi caso, al hablar de tolerancia he de decir que cuando una persona se expone a trabajar con clientes o incluso a tus propios/as compañeros/as de trabajo, se debe ser tolerante, no solo en el trabajo, sino en todos los aspectos de la vida. En muchas ocasiones trabajando en  estética nos vamos a encontrar situaciones en las que no vamos a estar de acuerdo con otras personas o nuestras ideas no van a coincidir, pero lo más importante es saber respetarlas.

Antes me he referido a las facetas que nos definen personalmente y profesionalmente a los expertos en estética.
Yo personalmente me veo como una persona muy perfeccionista a la hora de realizar cualquier servicio ya sea maquillaje, uñas, masajes o tratamientos… intento realizarlo de la mejor manera posible y esforzándome al máximo en todos los detalles, ya que lo hago como me gustaría que me lo hicieran. Ser una persona perfeccionista puede llevarte al éxito en tu negocio y a dar unos servicios excepcionales. En este sector no podemos olvidarnos de la creatividad, otra aptitud que me define. Es imprescindible ser creativo cuando te dedicas al mundo de la imagen personal ya que aparecen nuevas técnicas o servicios continuamente. En mi caso lo aplico muchísimo al maquillaje que es lo que me apasiona, siempre intento crear looks que me inspiran e intento transmitir y causar ciertas sensaciones.

En mi opinión es fundamental que te apasione tu trabajo. Yo adoro la imagen personal, desde siempre me ha gustado arreglarme, maquillarme, maquillar a mis amigas, arreglarle las uñas a mis abuelas, me volvía loca cuando los Reyer Magos me traían las típicas pinturas que ni siquiera pigmentaban pero yo era feliz en mi tocador. Siempre ha sido algo que me ha llamado mucho la atención y creo que es muy importante que sea vocacional cuando escogemos aquello a lo que nos queremos dedicar.  Como dice la famosa frase: si trabajas en lo que amas no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.

Si trabajas en lo que amas no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.

Mi sueño es poder llegar a convertirme en una gran maquilladora profesional y trabajar para el mundo del cine, teatro, televisión… Aunque a veces parece que los sueños están muy lejos hay que luchar día a día con entusiasmo y con ganas de aprender para poder cumplirlos y realizarnos como profesionales. Todos los días tenemos la oportunidad de obtener nuevos conocimientos, informarnos sobre lo que nos gusta, mirar páginas webs, perfiles de Instagram… Gracias a todos los avances hoy tenemos muchas posibilidades de conocer y que nos conozcan, lo mas importante es ponerle ganas e ir a por todas y aspirar siempre a lo mas alto, no conformarse.

Finalmente no podemos olvidarnos, de la profesionalidad, confianza, simpatía y empatía. Estos 4 aspectos son imprescindibles a la hora de trabajar en una estética/peluquería o en cualquier trabajo de cara al publico. Soy una chica bastante  puntual y profesional a la hora de trabajar, creo que siempre voy con una buena imagen (peinado, maquillaje, buen aspecto, uñas cuidadas, uniforme limpio…). A la hora de atender a los clientes me considero muy atenta. He tenido la suerte de ver desde pequeña en primera persona cómo se debe de tratar al cliente, ya que mi madre es la 3ª generación que hereda el negocio de la peluquería familiar.  Debemos intentar que los clientes siempre confíen en nosotros y que se sientan cómodos y en buenas manos. Desde que entramos por la puerta del trabajo debemos dejar los problemas personales fuera aunque a veces sea complicado, e intentar darle a cada cliente la atención que necesita y merece.

Por Andrea Robledo González.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *